En esta primera entrada quiero presentarme y explicar de qué trata este blog y por qué se titula “Historia de una ida”. Empecemos por el principio: me llamo Víctor y estudié informática en la universidad de Granada. Mirando en retrospectiva mi vida profesional en mis últimos 8 años como trabajador por cuenta ajena me he movido en entornos muy diferentes y considero que ese hecho ha sido una experiencia bastante enriquecedora: hasta el momento he desarrollado trabajos para el ejercito, para una consultora en Madrid y mi última experiencia laboral fue un proyecto de excelencia investigando sobre agentes conversacionales y procesamiento del lenguaje natural en la universidad de Granada. Hace un año y medio dejé ese puesto debido a que se acabó la financiación para continuar con el proyecto y en ese momento me replanteé qué hacer.

Hablemos de la crisis: En el momento actual la crisis golpea con fuerza multitud de sectores y la I+D+i no queda al margen de los recortes que el Gobierno ha planteado. Esto nos deja con la paradójica situación de una generación muy preparada, jóvenes con la carrera finalizada y masters, doctores e incluso docentes con años de investigación a sus espaldas que están emigrando fuera porque aquí simplemente se trunca su carrera, una carrera nada fácil por multitud de factores y menos reconocida aún. Quizás el del chiste sea el menos relevante:

/
Algunas declaraciones que actualmente aparecen en los medios de comunicación sobre este asunto realizadas por autoridades disminuyendo la importancia del fenómeno y su consecuente impacto sobre la economía provocan contundentes respuestas en medios sociales, y en mi opinión con razón. ¿Como pretende ningún país ya no salir de una crisis, sino crecer si no es creando nuevo tejido competitivo sustentado en la I+D+i? ¿Cómo hacerlo si a sus mayores activos se les desprecia y se marchan del país por falta de recursos para desarrollar su actividad?

Ante ese panorama, tenía claro que de esta situación sólo saldremos nosotros si decidimos actuar. Para ello decidí plantarme diciendo “señores, yo me quedo” y emprender.  Emprender un proyecto en el que ocurrirán 2 cosas:

  1. Desarrollaré un reto absolutamente ilusionante y que desde hacía tiempo deseaba realizar: montar una start-up en el sector de ocio por internet para desarrollar juegos on-line, gamificaciones y servicios de creación de juegos en la nube.
  2. Aprenderé y realizaré otras áreas alejadas de la programación y dirección de proyectos

Este es un proyecto en curso y que ya tiene un camino recorrido. Durante este ultimo año y medio he estado desarrollando en paralelo las siguientes actividades:

  1. Un master en dirección de empresas para emprendedores en IEBS del que puedo hablar bien pues hasta el momento me ha proporcionado una serie de conocimientos y habilidades muy útiles y de las que carecía.
  2. Desarrollando una plataforma tecnológica para la creación de videojuegos sobre la que se sustentará la start-up.
  3. Creando la funcionalidad del videojuego para probar la plataforma.

Y durante todo este tiempo evolucionando la idea conforme avanzaba. En este periodo me he encontrado con mucha gente que me hacía las típicas preguntas “¿Qué haces ahora?”, o si ya lo sabían: “¿Cómo lo llevas?”. “Historia de una ida” pretende ser el cuaderno de bitácora de este proyecto en donde aparte de ir indicando el estado del mismo y la fase en la que se encuentra iré recogiendo y cocinando artículos relativos a las tareas que he realizado y a aquellas que me encuentre en este viaje. Finalmente, espero que aparte de servirme a mi como un directorio de conocimientos, pueda servir para facilitar un poco el camino a más gente.  Un camino que como estoy comprobando, no es fácil en absoluto, pero si muy satisfactorio.

Espero publicar cada domingo siempre que tenga algo interesante que contar. En el siguiente post, explicaré un poco más a fondo el estado del proyecto y las ideas actuales sobre las que trabajo.